Publicación de la categoría: Mujer

REINA BLANCA, REINA NEGRA: El ataque del Alfil (parte dos)

de

Cuando Fran comenzó a contar sobre Marina, su gesto dibujó la escena como si fuera posible observarla en vivo.

Anuncios

REINA BLANCA, REINA NEGRA: El ataque del Alfil

de

Después de la segunda sesión entre Fran y su terapeuta, el juego de ajedrez ya desarrollado, se encontraba a la espera de la tercera sesión. Esta vez, el lugar de reunión sería la oficina de él.

REINA BLANCA, REINA NEGRA: “Defensa de caballos”

de

La apertura estaba finalizada. Matar o morir. Yo lo forzaba a él y él me forzaba a mí. Comencé a sentir fascinación por este movimiento de los alfiles y las posturas altivas de los caballos. Yo atacaba y él en lugar de defenderse, atacaba en el otro extremo. Parecía querer aplazar indefinidamente la matanza, pero forzaba con la cacería. Ladino.

Reina blanca, reina negra: Apertura de negras.

de

Una terapeuta sexual y un paciente enigmático comienzan una terapia a partir de un juego de ajedrez en el que las piezas van tomando roles y el trablero se saldrá de control.

Mi vida con Melisa (2)

de

“La miré. Tenía el pelo, su corto pelo revuelto, los ojos hinchados, la sonrisa fácil.”

Mi vida con Melisa (1)

de

“La verdad que me gustaría un día enamorarme y andar con alguien, pero no me pasa…”

MEMORIAS DE TIRAMISÚ IV: “Un amor de mil amores”

de

De la sátira amorosa a la tragedia. Por primera vez Marilú en primera persona. “Sólo le dije que lo amaba y él me respondió: que complicado, carajo. Punto.”

Soy la otra

de

No me critiques por estar con un hombre casado. Es mi vida y no le causo mal a nadie, al contrario, les hago un favor.

MENSAJE DE TEXTO

de

Fueron explícitos. Quedaron en evidencia uno con el otro. Ya no había vuelta atrás.

El por qué de mí

de

“Ya nadie te va a decir que no y te vas a envenenar poco a poco en ese poder…”

SULTANAS, LA VENGANZA DE LOS HERMANOS GRIMM

de

La verdad es que todas, tenemos una Hurrem adentro.
Cenicienta no es como te la contaron y
Walt Disney fue un patán, un maltratador laboral y manipulador de historias.

“¡Tancredi, espera!”

de

“—Un Falconeri debe estar a nuestro lado, por el rey.
—Por el rey, es verdad, pero ¿por qué rey?”

El eje de la Creación

de

“‘No puedo permitir que nuestro Dios se rebaje a ser uno de estos miserables seres’, dijo el luminoso arcángel.”

El Torneo de las Madres

de

“Me di cuenta de que estaba en pretemporada cuando alguien preguntó ‘¿Y? ¿Están buscando?'”
Por Valeria Beruto para The Rimolacha Affair.

El club de los varones

de

Que las mujeres hagan un mundo nuevo, que no copien lo que hace tiempo que está mal.

Donde gobiernan las sonrisas

de

Madre e hija toman un café con su niqab y su hiyab islámicas entre medio de una civilización que proclama mostrar el rostro.

De misoginia y misandria

de

“…estamos llegando a tener una legislación para hombres y otra hacia mujeres. ¿Eso es realmente igualdad o es otra cosa?”
Por Marcela Castro para el portal El Quinto Poder.

Otro abrazo

de

“…y me abrazaste, y te abracé fuerte…”

LA PEOR DE TODAS

de

Esta nota es ejercicio del derecho a réplica por la nota “La basura de ser hombre”, de Marcos Valencia, en esta misma página.

La basura de ser hombre

de

Cómodos, hipócritas, egoístas.